Exagentes de AMT sentenciados por delincuencia organizada

Dos exuniformados de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) de Quito fueron sentenciados a cinco años de prisión tras haber aceptado cometer el delito de delincuencia organizada en la comercialización y adquisición de 21.000 pruebas de Covid-19.

En este caso también están involucrados el expresidente Abdalá Bucaram y su hijo, Jacobo Bucaram. El jueves 15 de abril, de 2021 la jueza de Garantías Penales de Pichincha, María Elena Lara, halló culpables a los dos exfuncionarios, en calidad de autores del delito.

La Fiscalía indica que Jhonny S. y Kléver A. desempeñaron «un rol de liderazgo» en la estructura criminal. «Los exagentes de la AMT se valieron de sus cargos como escoltas de seguridad presidencial para acompañar a los extranjeros Sheinman Oren y Shy Dahan».

Estos últimos fueron detenidos en junio de 2020 en Santa Elena. Oren y Dahan presentaron documentos falsos de la Administración de Control de Drogas (DEA) y portaban más de 200.000 dólares en efectivo. Tras su aprehensión, declararon ante la Fiscalía que mantuvieron negocios con Jacobo Bucaram.

Los israelíes fueron recluidos en la Penitenciaría del Litoral, una de las cárceles de Guayaquil, donde la madrugada del 8 de agosto fueron atacados. Dahan fue asesinado y Oren resultó herido.

Según la Fiscalía los exagentes de la AMT ayudaron a gestionar credenciales falsas de la DEA para que Oren y Dahan no tengan problemas en los controles mientras trasladaban las pruebas de Covid-19. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Más de 16 000 docentes de la zona 5 fueron inmunizados

Desde que inició el proceso, 16.660 docentes de la Zona 5 recibieron la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19. Para la segunda dosis se los volverá a convocar después de 28 a 40 días.