Prefectos suman esfuerzos para proteger plantaciones bananeras

Luego de que se encendieran las alertas por la posible presencia del Fusarium Raza 4 en el vecino país Perú, las autoridades ecuatorianas entre ellos prefectos y empresarios se reunieron para coordinar acciones de prevención de posibles afectaciones.

En la cita convocada por la prefecta del Guayas, Susana González, los participantes expusieron diferentes criterios en torno a la problemática que podría desencadenarse en caso de que el hongo llegue a las plantaciones bananeras del país, dadas sus características devastadoras y los estragos socio – económicas que se derivarían.

Johnny Terán, prefecto de Los Ríos, expuso que el FOC R4T constituye una amenaza para los productores bananeros de las diferentes provincias, principalmente para los pequeños y medianos agricultores que se dedican a esta actividad.

“Durante la pandemia del COVID-19 no hubo mayor avance en torno a este problema que afecta a las plantaciones de musáceas” señaló Terán. También destacó que la Prefectura de Los Ríos tiene diseñado un plan de contingencia en el que se contemplan medidas de bioseguridad y control.

“Tenemos previsto la instalación de arcos de desinfección vehiculares en dieciséis puntos estratégicos, principalmente en las entradas y salidas de cada provincia con mayor riesgo. Con Guayas tenemos ocho puntos que colindan en nuestros límites territoriales. Estamos listos para trabajar coordinadamente con todos los sectores gubernamentales, privados y proteger la producción bananera” indicó.

Las autoridades provinciales como las de gobierno y empresarios bananeros coincidieron en la implementación de todas las medidas necesarias para prevenir y enfrentar, si fuera el caso, la presencia del hongo en nuestro territorio. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Marcha en contra de la delincuencia en Babahoyo

Cansados de la delincuencia los babahoyenses salieron a las calles en una gran marcha por la paz y la vida a exigir a las autoridades que actúen en contra de los robos, extorsiones y sicariatos que no se detienen en Babahoyo y en la provincia de Los Ríos.