70 % de bomberos a nivel nacional fueron inoculados

En las instalaciones del ECU 911 en Quito se desarrolló la mañana del jueves 13 de mayo de 2021 la jornada de vacunación al cuerpo de bomberos más grande del país. Un total de 1.300 casacas rojas, entre hombres y mujeres, sirvieron a los ciudadanos durante el último año.

Los bomberos trabajaron directamente en la pandemia y también, en coordinación con el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, la atención de accidentes y rescates de todo tipo.

“Esto nos garantiza a nosotros que tengamos la seguridad de intervenir de una mejor forma y además precautelar el estado de salud y la vida de nuestros compañeros”, dijo Esteban Cárdenas, comandante del Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito. Además, la autoridad bomberil destacó el trabajo de su personal en el sistema de gestión sanitaria prehospitalaria.

El apoyo de los bomberos es fundamental para sobrellevar la pandemia, indicó Rommel Salazar, director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos. «Mientras estamos en este lugar en otro lado del país se moviliza el cuerpo de bomberos trasladando en ambulancias a pacientes de COVID-19 o con sintomatologías, es fundamental que los cuerpos de bomberos se encuentren vacunados, son parte de la primera línea», agregó.

Camilo Salinas, ministro de Salud añadió que también se está inoculando a personal de gestión de riesgos en diferentes áreas. Salinas confirmó que 5.319 bomberos de un total de 8.000 han sido vacunados a escala nacional, lo que representa un 70%.

Actualmente existen 112 puntos de vacunación activados entre esos los vacunatorios exprés en Guayaquil y Quito. Además, según Salinas se inaugurará otro vacunatorio exprés en Riobamba. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Lo sacaron del ataúd en su velorio

Luego de haber permanecido varías horas velando el cuerpo del joven Jaime Portilla de 26 años, quien falleció tras un accidente en un “pique” de motos en la vía El Empalme, sus familiares decidieron llevarlo a realizar una valorización médica para detectar si aún se mantiene con vida.