COE Nacional niega propuesta del Municipio de Quito

El anuncio que había realizado el alcalde de Quito, Jorge Yunda, en su cuenta de Twitter para que los fanáticos del fútbol vuelvan a los estadios con un 30% de aforo fue descartado por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, en la mesa de trabajo que se realizó el 10 de junio del 2021.

Sin embargo, esta postura del Municipio no tendría cabida dentro del COE, pues Yunda se habría anticipado para oficializar el retorno de hinchas a los escenarios deportivos. Zapata dijo que no existen las condiciones necesarias para que los aficionados retornen a los estadios, sobre todo en Quito que es la ciudad más afectada por la COVID-19.

La ley detalla que los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADs) no tienen competencia para autorizar eventos deportivos con público. “Ninguna intendencia a nivel nacional otorgará permisos. En estos momentos no existe autorización para partidos con la presencia de público en estadios”, agregó la institución.

Juan Zapata, hizo público que la decisión de que los aficionados vuelvan a las gradas a ver el fútbol es un tema que queda fuera de la decisión de los Municipios. Para eso tiene que haber permisos de la Intendencia, Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencia, Municipio, COE Nacional, entre otros.

El Cabildo no ha efectuado ningún pedido a estas instituciones por lo que “no se le dará paso” a su anuncio. De lo contrario, podría interpretarse como que la máxima autoridad municipal se salta al órgano regular

Gabriela Obando, directora de la Agencia Metropolitana de Control (AMC), dijo que la AMC trabajó con la Liga Pro a través de un Plan Piloto para los estadios en la capital, plan que sigue estructurándose pero no ha sido aprobado. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Día de la República se celebrará en Riobamba

El Pleno de la Asamblea Nacional sesionará el 11 de septiembre en la ciudad de Riobamba, provincia de Chimborazo, al conmemorarse el Día Nacional de la República del Ecuador, en homenaje a la suscripción de la primera Carta Constitucional de nuestro país, en 1830.