Retorno parcial y progresivo a clases no tendrá cambios

La ministra de Educación María Brown, informó que dos estudiantes, uno de 13 y otro de 15 años de Ambato y Daule respectivamente, presentan síntomas de coronavirus, luego de hacer una evaluación del retorno semipresencial, progresivo y voluntario a las aulas.

Indicó que las mismas familias de los alumnos hicieron el reporte a los directivos de las instituciones educativas, quienes a su vez lo informaron al distrito respectivo y se procedió a la suspensión de actividades de manera inmediata, así como a la realización de las pruebas.

“Ambos (estudiantes) están en buen estado pese a tener el virus, están muy controlados, están en sus hogares, están recibiendo medicamento y evolucionando muy bien. Hasta el momento no hemos podido detectar que se haya llevado ningún contagio por estos casos, es decir, estos estudiantes se contagiaron fuera del sistema educativo”, dijo Brown.

“No tenemos ninguna evidencia, hasta el momento, de casos de contagios de COVID-19 que se hayan dado entre estudiantes durante los momentos en los que han asistido de manera presencial a la institución educativa y no tenemos docentes contagiados…”, afirmó.

Sostuvo que 1.511 unidades educativas recibieron autorización para el retorno paulatino, voluntario, alternado y semipresencial a las clases; de ellas, 1.230 lo implementaron, y de ese número, 1.079 son rurales.

Más de 55.000 estudiantes han asistido, ya sea por unas horas o por unos días, y 7.202 docentes también. En los últimos ocho días, no se han aprobado más retornos para el régimen Sierra, pero sí para la Costa.

La funcionaria anunció que en septiembre no habrá un retorno masivo a las aulas y se mantendrá la misma metodología, es decir, un regreso voluntario, alternado y progresivo. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Continúan las gestiones para construir cárcel en Babahoyo

En una reunión en Quito, el prefecto Johnny Terán junto a su comitiva dialogaron con el Coronel Fausto Cobo, director nacional (e) del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), con el objetivo de analizar la propuesta de la construcción del Centro de Privación de Libertad de Personas en Conflicto con la Ley para Babahoyo. Dicha obra sería edificada en terrenos que ya han sido donados por la Prefectura de Los Ríos y Municipio de la localidad.