Mandó a asesinar a su amigo porque embarazó a su esposa

Una aparente infidelidad habría provocado este terrible desenlace, que terminó con la vida de Jacinto Crespo Rivera de 36 años, la mañana del martes 12 de octubre, en el cantón Naranjal de la provincia del Guayas.

Jacinto, como de costumbre en horas de la mañana llegó a su jornada laboral en un taller ubicado en la calle Homero Castro, cerca de la Panamericana en Naranjal, sin pensar que la muerte estaba a pocos pasos. Cuando ya estaba trabajando, sujetos fuertemente armados llegaron a bordo de una motocicleta y le propinaron al menos cuatro balazos que acabaron con su vida en ese instante.

Sus compañeros y amigos trataron de ayudarlo luego que los sicarios se alejaron del lugar pero ya estaba sin vida. La víctima era conocido como ‘Tigre’ y se presume que su amigo lo mandó a matar porque habría existido una relación sentimental con la esposa del ‘traicionado’.

Las autoridades policiales fueron alertadas y junto al fiscal César Peña iniciaron las investigaciones. La primera actuación fue el allanamiento a varias viviendas, pues en cuestión de minutos conocieron que la presunta motivación de este crimen sería un problema sentimental. Sin embargo, los allanamientos no arrojaron resultados positivos.

El jefe policial de Naranjal, Marco Carranco, indicó que, según las primeras indagaciones, serían tres los sujetos que llegaron en una moto para acabar con la vida del mecánico. Extraoficialmente conocieron que el Tigre habría mantenido una relación amorosa con la mujer de su mejor amigo.

Además el fiscal Peña informó que supuestamente, producto de esta relación clandestina, la fémina quedó embarazada y posteriormente dio a luz. La presunta infidelidad habría llegado a oídos del ‘traicionado’, quien, al parecer, amenazó a su rival de muerte y la mañana del martes supuestamente cumplió con su palabra. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Cuatro agricultores detenidos en las manifestaciones

Las manifestaciones en Babahoyo se volvieron violentas en el sector del cruce de Chilintomo vía Babahoyo - Guayaquil, allí los elementos de la Policía Nacional dispersaron a los agricultores quienes con piedras y palos intentaron resistir el enfrentamiento con los policías que dispararon bombas lacrimógenas hasta que lograron habilitar la vía.