Los cangrejos de Torres

Tito Torres es un comerciante minorista que vende cangrejos en la ciudad de Babahoyo, comenzó esta labor hace 15 años motivado a mantener su hogar.

En unas mesas de madera y un triciclo colocan las planchas del apetecido crustáceo, para mostrar a la ciudadanía. También vende tomates, limones, ajo pelado, para acompañar el rico plato de cangrejos. Pero Torres no trabaja solo, lo hace acompañado de dos hijos y otros ayudantes, para atender a más clientes.

Sus amigos y conocidos le dicen Caterva, cuenta él con algo de humor por su parecido al presentador de televisión. Su negocio está ubicado en la Av. Universitaria antes de llegar al CNE, es un sector muy conocido por los babahoyenses.

Los cangrejos de Torres son comprados en el mercado La Caraguay en Guayaquil, frescos para vender a los babahoyenses. Es un comerciante precavido, como al año son dos vedas de este crustáceo, con antelación va ahorrando algo de dinero y aprovecha para darse unos días de descanso.

A diario venden entre 10 a 8 planchas de cangrejos, que varían su precio desde los $ 50 hasta los $70 dólares.

En la popular esquina de los cangrejos trabajan otros cinco comerciantes minoristas, compañeros de Torres llegan en las mañanas o tardes.

Sobre El Detective

Ver También

Transportista rechazan acción de protección que impide construcción del paso Babahoyo – Jujan

“¡Fuera camaronera, si a la carretera!”, eran los gritos de decenas de agricultores y transportistas que se agruparon en los bajos de la Unidad Judicial Multicompetente del cantón Yaguachi, en donde se tramita una acción de protección interpuesta por la compañía Camarones y Langostinos del Mar, Calademar S.A., en contra de la construcción del Paso Lateral Babahoyo – Jujan.