Refresco Salitas una delicia de tres generaciones

Clientes de todas las edades y condiciones sociales, han visitado el local de Salitas para deleitarse con los exquisitos refrescos, ya sea en una tarde de sol o en un día nublado los babahoyenses no pierden la ocasión de beber un refresco.

Este negocio familiar lo han dirigido tres generaciones y lleva más de 150 años ofreciendo a sus clientes los variados refrescos de coco, leche, tamarindo, rosa, limón, menta entre otros sabores que se han mantenido a lo largo de la historia. Los precios van desde los 0.50 centavos de dólar. La atención es de lunes a domingo, desde muy temprano hasta el atardecer.

Luis Salas es el actual dueño del local y nos cuenta que su abuelo inició con la venta de los refrescos a una cuadra de donde está ubicado ahora, en el Malecón 9 de Octubre entre 27 de Mayo y Abdón Calderón a lado del mercado.

Aunque el quiosco siempre ha estado en Babahoyo, Salas recuerda que ha existido la propuesta de un amigo para tener una sucursal en otra ciudad, fuera de la provincia pero él prefiere seguir con la tradición en la capital de Los Ríos, porque “es aquí donde nace la tradición de venta de refrescos con mi abuelo, luego pasó al mando de mi padre y espero que mis hijos sigan con este amado negocio familiar”, comentó.

Su local aporta al turismo y comercio local es así que en sus alrededores llegan otros comerciantes que ofrecen panes y los famosos deditos de harina que los acompañan con sus refrescos preferidos.

En refresco Salitas, han llegado políticos a nivel nacional y otros personajes locales, por nombrar uno en los últimos meses del año pasado, el ex presidente Lucio Gutiérrez, visitó el negocio.

Salas atiende con cuatro personas y añade. “Utilizamos la pesa jarabe, instrumento que sirve para medir la densidad de azúcar y no puede variar”. Su papá lo utilizaba pero prefería mantenerlo oculto, sin embargo él lo dice porque es parte del éxito en cuanto a los refrescos. (I/F)

Sobre El Detective

Ver También

Más vías conectan la provincia de Los Ríos

Con la entrega de la carretera El Paraíso – Fruta de Pan, de 15.5 km de longitud, genera desarrollo en Los Ríos. Esta obra beneficia a más de 20 comunidades rurales pertenecientes a los cantones Quinsaloma y Quevedo.