Aterradora confesión del ‘monstruo de Chiclayo’

Al ser consultado si conocía a la pequeña Damaris antes de secuestrarla, Juan Antonio Enríquez denominado el ‘Monstruo de Chiclayo’, tras violar a la niña de 3 años, lo negó y se respaldó en que cometió la violación por encontrarse bajo los efectos del alcohol: “Me la llevé a mi casa, con la finalidad de violarla porque me encontraba borracho. Solo la conocí esa noche (12 de abril), cuando la subí a mi carro al ver que estaba sola”.

“Decidí ocultar a la niña en un cuarto del segundo piso de mi vivienda y para que no se escape la amarré con cinta de embalaje en los pies, pensando que luego podría dejarla abandonada en alguna calle o lugar alejado”, agregó Enríquez, quien reveló otro detalle que ha causado consternación.

Además de cometer la condenable violencia sexual, también habría grabado a la pequeña cuando era violentada: “La menor que se ve en los videos, es a quien secuestré en mi carro y la llevé hasta mi dormitorio y es ahí, donde en acto sexual la filme con mi celular”.

El Ministerio Público de Perú acusó de violación sexual y secuestro al ‘Monstruo’. Su captura se logró el miércoles 13 de abril. Los agentes policiales capturaron a Antonio Enríquez García y cuando se inició el interrogatorio, él admitió que había secuestrado a la menor. (I)

Sobre El Detective

Ver También

Fiscal optó en no detener a nadie durante allanamiento

Durante un allanamiento en el cantón Montalvo, en el sector 24 de Noviembre, se decomisó sustancias sujetas a Fiscalización.